"Para que en ningún tiempo y en ningún lugar haya un niño que se sienta distinto". José Moyá Trilla. Neurólogo Infantil. Creador del método CEMEDETE

martes, 15 de marzo de 2011

LAS NEURONAS EN ESPEJO



Las neuronas en espejo fueron descubiertas por Giacomo Rizzolatti y su equipo en 1996. Desde entonces se ha estado estudiando su implicación en trastornos del desarrollo como el autismo.

"Los niños autistas no sienten nada dentro de ellos mismos, no comprenden el porqué de las acciones de los otros. Por eso se aíslan. Sus sistemas espejo están deteriorados. De ahí que haya que abordar el autismo desde la motricidad, buscando cómo encender sus espejos." Giacomo rizzolatti (Cursos de verano de la Universidad Complutense.)

En CEMEDETE llevamos mucho tiempo estudiando y trabajando en este campo de las neuronas en espejo con niños con trastornos de conexión; es por eso que, cuando me encontré con esta entrevista, me impresionó como Giacomo  Rizzolatti explica  la posible conexión entre las neuronas en espejo y el desarrollo motriz (psicomotricidad) en el trastorno de desconexióm infantil.

PINCHA AQUÍ ABAJO PARA ACCEDER A LA ENTREVISTA

¿Qué dicen otros autores?

Ramachandran llama a las neuronas espejo “neuronas de la empatía” por ser las implicadas en la comprensión de las emociones de los otros. De algún modo, si la observación de una acción llevada a cabo por otro individuo activa las neuronas que permitirían al observador realizar la misma acción, estaríamos ante una suerte de “lectura de la mente”.

Marco Iacoboni: "Sin lugar a dudas, las neuronas espejo nos brindan, por primera vez en la historia, una explicación neurofisiológica plausible de las formas complejas de cognición e interacción sociales. Al ayudarnos a reconocer las acciones de otros, también nos ayudan a reconocer y a comprender las motivaciones más profundas que las generan, las intenciones de otros individuos"

Daniel Goleman, autor del libro "La inteligencia emocional", afirma que estas neuronas detectan las emociones, el movimiento e incluso las intenciones de la persona con quien hablamos, y reeditan en nuestro propio cerebro el estado detectado, activando en nuestro cerebro las mismas áreas activas en el cerebro de nuestro interlocutor, creando un "contagio emocional", o sea, el que una persona adopte los sentimientos de otra. Se vinculan los fallos en las neuronas espejo con las personas con autismo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION IMPORTA

ARTÍCULOS