"Para que en ningún tiempo y en ningún lugar haya un niño que se sienta distinto". José Moyá Trilla. Neurólogo Infantil. Creador del método CEMEDETE

sábado, 5 de abril de 2014

PREREQUISITOS PARA LA LECTOESCRITURA


Como padres y educadores queremos la mejor educación y preparación para nuestros hijos. Esa es una de las causas por la que presionamos a la escuela para que inicie la enseñanza de la lectoescritura cuanto antes pero, Cuándo es el momento ideal para comenzar este proceso?


Según mi experiencia, estoy convencida de que, muchos de los problemas de fracaso escolar y de algunas dificultades de aprendizaje (dislalias, dislexias, discalculias) son debidas a la enseñanza demasiado precoz de la lectoescritura y las matemáticas.  Es realmente necesario empezar tan pronto? Cuáles son los requisitos previos para que la adquisición de la lectoescritura sea eficaz, fácil y pracerosa? Es esto último posible? Creo que si, siempre que tengamos encuenta algunas premisas.

Todas las etapas  hasta la lateralización son preaprendizaje para la lectoescritura. No obstante hay algunas destrezas que el niño debe dominar, así como algunos requisitos madurativos que han de estar presentes para iniciar con éxito su aprendizaje.
 

-          Conviene desarrollar al máximo las formas verbales orales de la lengua, eso supone la ejercitación en el escuchar y el hablar sin dejar de lado la vertiente no verbal y de expresión dinámica. Leer y escribir es una forma más de comunicación que amplía otras que el niño ya posee y que es tanto más rica cuanto mayores y mejores sean las vivencias de comunicación anteriores.


-          La motricidad epicrítica. El preaprendizaje  consolidará una correcta pinza escribana así como una cierta flexibilidad muscular que permita un mínimo de control-inhibición para iniciar los grafismos dirigidos.

-          Especial atención a la discriminación auditiva

-          Se requiere un nivel  importante en el conocimiento y organización del espacio. Debe poseer un esquema corporal vivenciado que le haya permitido  orientar el espacio respecto a sí mismo, así como orientar los objetos entre sí e iniciar el conocimiento de la lateralidad. La orientación espacial debe reflejarse en el plano gráfico tanto a nivel de organización de lo icónico como de descomposición y análisis de lo representado.

-          El preaprendizaje  de la lectoescritura debe llevar  a la discriminación  y clasificación  de tamaños, formas y colores como procesos en los que se basan después las actividades lectoescribanas

 

 

-          La lectura y la escritura son fenómenos rítmicos que requieren una base sólida en este terreno para poder alcanzar los niveles de destrezas óptimos. Genera procesos de acción-inhibición  y está íntimamente ligado a fenómenos de atención.

 



Se trata de conseguir un desarrollo armónico en todos los niveles y en cada uno de los parámetros, pues esa es la mejor garantía para lograr un aprendizaje exitoso en cualquier área del aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION IMPORTA

ARTÍCULOS