"Para que en ningún tiempo y en ningún lugar haya un niño que se sienta distinto". José Moyá Trilla. Neurólogo Infantil. Creador del método CEMEDETE

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Teoría de Niveles Armónicos del Desarrollo


            La construcción de una “persona humana” exige un largo proceso educativo durante el cual se imprimen códigos de conocimiento y conducta en las neuronas del cerebro.
            La impresión de estos códigos la realizan los educadores viviendo con el niño/a durante toda la infancia, día a día desde que nace .

            Los educadores naturales del ser humano son los padres y familiares primero y después son los profesionales especializados en el cuidado de la evolución infantil, tanto del aspecto físico como psicológico.

            Este proceso evolutivo del desarrollo infantil se puede construir de muchas maneras y, como es natural, hay métodos para ayudar a los padres y profesionales en su afán de hacerlo lo mejor posible.

            El método Cemedete sigue la teoría de Niveles Armónicos, la cual propone seguir el proceso de desarrollo paso a paso dando más importancia a la calidad y solidez de la grabación del código cerebral correspondiente que a la norma estadística que se guía por la edad, porque es preferible andar un poco más tarde pero hacerlo con plena armonía, que andar con precocidad pero quedarse con unas piernas o pies imperfectos para toda la vida.

            El desarrollo de un ser humano conviene que siga un proceso evolutivo ordenado y armonioso porque creemos que es mucho mejor que primero se imprima en el cerebro del niño la comprensión del acto de enseñar primero a hacer y dejar para después la madurez de la comprensión.

            El método Cemedete es un excelente camino para “construir” paso a paso una persona serena, sosegada y apacible en la mente y en el estado de ánimo, y que esta persona además sea hábil y eficaz en la selección y en la ejecución de la respuesta motora.

            Por esto aconsejamos el desarrollo por etapas según el nivel de madurez de cada niño o niña, ya que creemos que, para la persona del mañana, es mucho más importante la perfección y la estabilidad del programa mental y psicomotriz que se va imprimiendo en las neuronas del cerebro infantil durante los primeros años, que la edad y la velocidad del aprendizaje.

            Para la salud de las personas adultas VALE MAS TARDE PERO MUY BIEN, QUE PRONTO PERO CON POCA ESTABILIDAD.

            Si se puede ir muy deprisa y hacerlo muy bien, procuramos aprovechar la oportunidad, pero en caso de oposición preferimos:
·          la solidez a la velocidad.
·          la madurez a la edad.
·          la armonía sosegada y rítmica a las adquisiciones precoces pero poco estables.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TU OPINION IMPORTA

ARTÍCULOS